miércoles, septiembre 20, 2006

Especial "La Ducha Mestiza BIZARRO"

¡¡Bienvenidos niños y mayores, damas y caballeros, al más extraño, surrealista y loco evento radiofonico!!
Si, una nueva edición de nuestro Especial Bizarro, este Jueves 21 de Septiembre, en RadioCarcoma, desde las 21h y hasta que el cuerpo (o la cordura) aguante.
Como nuestros fieles oyentes saben, cada cierto tiempo realizamos un especial bizarro con lo más mejor de la escena andergraun deste pais o estado con estados libres asociados y parte del estrangero. Descubrimos grandes joyas que luego alcanzan la fama, recuperamos artistas y temas injustamente olvidados, y sobre todo ponemos cosas sin pies ni cabeza.
No os puedo adelantar que sonará en este especial, pues eso depende de las variadas patologías mentales de los componentes de los programas, así que tendreis que escucharlo para saber la verdad de la musica y la sociedad actual.

Bizarro: del frances bizarre: extraño, anormal; y bizarrerie: Una de las cualidades fundamentales del pensamiento esquizofrénico, el tipo de distorsión contorneada y barroca en el dominio de las ideas y las conductas, que manifiesta y acondiciona, de una vez, la deformación infligida a toda la vida psíquica.

Etiquetas:

posted by josletal @ 9:42 a. m.   0 comments
 domingo, septiembre 17, 2006

Crónica: Azkena Rock Festival 2006

Otro año más y van cuatro. En realidad esta es la 5º edición del festival, porque la primera se celebro en la Sala Azkena de Vitoria y no estuve presente, pero en la cuatro ediciones al aire libre que se han celebrado he estado sin falta. Cierto es que me he perdido algunos buenos conciertos, siempre por temas laborales, pero ni nada ni nadie podrá detenerme para llegar a Vitoria el viernes por la tarde y vivir la experiencia Azkena en su totalidad.

Ahora, analicemos el festival desde varios puntos de vista:

1. ORGANIZACIÓN

En mi opinión, el Azkena, con sus virtudes y sus defectos, es el mejor festival de España desde el punto de vista organizativo. Todos hemos vivido festivales en los que tragamos polvo, aguantamos zonas de camping asquerosas y abarrotadas, tenemos que padecer colas infernales para pillar una cerveza y hay momentos en que no nos podemos ni mover debido a la cantidad de gente que llena el recinto. Y nos aguantamos y pensamos "en fin, es un festival, ya se sabe".

Y la organizacion de dichos festivales sigue haciendo lo mismo año tras año, con unas infraestructuras lamentables y el público sigue tragando mierda tras mierda con la excusa de que es un festival.
Obviamente, un festival es un sitio en el que pasas muchas horas de pie, incómodo y cansado, y lo peor es que la mayoría de ls veces la organización hace todo lo posible para hacer que te sientas así, porque en vez de preocuparse de la comodidad del público solo piensan en vender 1000 entradas más.

En el Azkena la filosofía es diferente, todo está pensado para la comodidad del público, preocupándose por pequeños detalles que hacen mucho por el confort de los allí presentes, y esto es realmente de agradecer.
Ejemplos: Un recinto con el espacio para el doble del aforo que el numero de entradas que se venden, ningún concierto se superpone, barras enormes en las que no tienes que hacer cola, una gran carpa en la que TODO el festival puede refugiarse en caso de chaparrón, zona de camping pegada al festival...

¿En que han mejorado este año? Pues en cosas pequeñas, pero que pueden ser muy importantes: poner los horarios en el lateral de los escenarios, adjuntar una copia del horario aparte de la del libreto del programa, poner barras en los huecos muertos tras las mesas de sonido, en fin, que hay que vivirlo para comprenderlo...

2. CONCIERTOS

Este año, a priori parecía muy cojo de cartel respecto a ediciones anteriores, pero poco a poco se fueron perfilando sorpresas muy agradables.

Comentemos lo que pude ver:

- VIERNES:
Llegué a Vitoria a las 18:30 de la tarde, con el tiempo justo para aparcar, recoger mi entrada, montar la tienda y pillar una cerveza que disfrutar al ritmo de los Eagles of Death Metal. Tenía muchas ganas de ver el combo paralelo de Josh Homme (el cual no estuvo presente) y ver como se desenvolvía en escena ese cachondo cantante, con pinta de un cruce entre un Elvis del infierno y un Freddie Mercury en su mejor momento de gloria.

El concierto sonó muy y el carisma del cantante enganchó a los más entregados de los allí presentes. Su rock desquiciado, entre stoner y rockabilly sonó realmente bien y me hizo mover la cabeza freneticamente en un tema tras otro.
Lástima que la hora que les tocó no era la más adecuada (era de día) y mucha gente no estaba muy concentrada en una actuación que se hubiese merecido más.

Durante las actuaciones de Big Star y Red Kross aproveché para cenar y tomar unas copas. La verdad es que Big Star sonaban bastante bien a lo lejos, y a Red Kross tenía ganas de verles, pero dejé pasar la oportunidad malamente.
En cualquier caso, estaba listo para los reyes de la noche: Buckcherry

Estaba muy interesado: un muy buen grupo, con dos primeros discos brillantes, un nuevo disco que apenas he escuchado y que ha cambiado a casi todos sus miembros. Pues me fliparon.

Tremenda banda, con un cantante y líder profesional como pocos, que se sabe su papel pero que no resulta falso. Joshua Todd se mueve en el escenario como si estuviese allí toda la vida, manejando a su banda y animando al público, que se entregó a ellos desde la primera nota.

Temazos uno tras otro: Increible "Porno Star", para mí su mejor tema, "For The Movies", etc, intercalándolo con los mejores temas de su reciente album "Thirteen". Yo quedé plenamente satisfecho y todo el público estuvo de acuerdo.

Eufórico tras tal evento, me esperaban los cabezas de cartel del viernes. Yo pensaba que tampoco me gustarían tanto, que en disco nunca me han vuelto loco, pero los New York Dolls salieron a matar y dieron toda una lección del Punk-Rock de la vieja escuela, de lo que sonaba en el CBGB allá a finales de los 70's, que nos dejó con la boca abierta.

Se ve que la veteranía es un grado, y nos dieron caña por un tubo, con un David Johanssen más furcia que nunca y con Sylvain Sylvain controlando la parte musical. Muy muy buenos.

- SÁBADO:
Una de las tradiciones de este festival al menos para mi, es que el sábado te levantas sobre las 12 AM y te vas a dar un paso por el casco viejo de Vitoria. Y hasta la hora de regreso al festival para ver a los primeros grupos, lo suyo es darse una sesión de gastronomía a base de pinchos y Txacolís para ponerse uno a tono.

Con el estómago ya contento, nos dirigimos al recinto festivalero, justo para ver el comienzo de los Nomads. A los veteranos suecos les ocurrió lo mismo que a los Eagles of Death Metal: una hora pésima y un publico no muy motivado. Pese a todo dieron un concierto de rock'n roll de gusto clásico que hizo que moviésemos las caderas un rato.

A continuación, la primera gran revelación del festival: Supagroup.

Épicos, magníficos, con clase y tablas, con temas que enganchan a la primera escucha, himnos inmediatos, y se van dejándote una estúpida sonrisa de felicidad en los lábios y una sensación de haberlo pasado en grande.
Este grupo es contundente, divertido, dan espectáculo y tiene todas las papeletas para entrar entre los grandes. Son unos músicos jóvenes que aman lo que hacen y quieren pasárselo bien. Y para ello lo mejor es invitarnos a todos a su fiesta. Aún queda esperanza para el rock.

Y tras la faceta más festiva del rock, vinieron los represantes del otro extremo: el rock, cósmico, místico y trascendente. Tres chavalitos australianos se subieron al escenario y se mearon sobre el resto de grupos que habian tocado y que tocarían a continuación.

Wolfmother. Si no habeis leido la crónica de su disco en esta página deberíais hacerlo y luego imaginaros lo que hicieron sobre ese escenario: temas alargados en directo en desarrollos instrumentales de otro planeta, una presencia escénica potente, en una fina línea entre el éxtasis y la locura, con un bajista/teclista totalmente desquiciado, un batería que clavaba los ritmos como un metrónomo y el cantante y guitarrista, que con esa voz surgida del abismo creaba la atmósfera perfecta para la alucinación colectiva que allí aconteció.
Todos caimos en su embrujo, y de nuevo me invadió esa sensación de abrumadora felicidad que mi indicaba que lo que estábamos viendo era real, e increible.

Etiquetas: ,

posted by Quique @ 9:56 p. m.   0 comments
 viernes, septiembre 15, 2006

Momento filosófico I: la música...

Pues sí, he tenido una revelación y la quiero compartir con vosotros. Todo esto viene de las sensaciones que tuve en el Azkena Rock Festival de este año (la crónica, proximamente en estas páginas...).

Como todos los años voy a ese festival, religiosamente pago mi entrada y me preparo para un fin de semana de fiesta y buenos conciertos, con un grupo de amigos tan fieles a este evento como yo y que me permite cargar las pilas para sobrellevar las siguientes semanas de trabajo.

Yo ya he visto muchos conciertos. Muchos, muchos, muchos, muchos conciertos. Siempre he sido un yonki de la música, siempre buscando algo más, algo que aún no conozca, algo que me haga flipar. Por tanto para mí, el mejor plan de una noche de juerga sin duda es un buen concierto y luego ya se verá. Y como llevo así desde los 14 años, pues imagínate la cantidad de conciertos a los que he podido ir...
Y como soy un poco cabezón, pues que no me canso de los conciertos. Y cada vez disfruto más de la música en directo, fíjate tú. Por tanto imagínate lo que supone un festival para el menda... ¡¡¡Muchísimos conciertos todos seguidos!!!

Porque yo no soy de esos que van a los festivales por el rollito y la fiesta, sino por el cartel. Y un buen cartel justifica un buen festival.

¿Y a que viene toda esta paja mental introductoria?, os preguntareis. Y haceis bien en preguntaros, porque igual se me ha ido un poquito la pinza... en fin, todo esto venia al caso porque trataba de poneros en situación, intentaba haceros entender lo que para mi significa la música y que así podais compredender que, en estos tiempos de música sin alma y sin pelotas, en los que cualquiera maciza que no sabe cantar se sube a un escenario y vende un millón de discos, encontrar algo de música de verdad puede suponer una experiencia sin igual para alguien como yo, un pobre friki musical que fantasea con estar en San Francisco en los 60, en Londres en los 70, en Los Angeles en los 80 y en Seattle en los 90.

El hecho de haber ido a tantos conciertos, de tener un conocimiento profundo de la música y los músicos, a veces te hace perder frescura y uno tiende a ser quizá demasiado frio y analítico. La furia adolescente ya pasó y uno se va haciendo viejo, y por tanto ya no estás para pogos en las primeras filas y sí para ver el concierto comodamente apoyado en la barra con una cerveza en la mano. De vez en cuando, te metes en las primeras filas porque te apetece ver bien al grupo o músico en cuestión, y acabas asqueado del niñato saltarín de turno que cada 5 segundos te mete un empujón en pleno extasis fiestero. Y durante el rato que el puto niñato no te está tocando las narices, te dedicas a sacarle defectos al grupo, o a pensar en la crónica que vas a escribir del evento en cuestión.
Y aunque parezca mentira, has disfrutado REALMENTE del concierto en cuestión.

¿Y que ocurre? Pues que hay momentos en los que pierdes todo ese autocontrol y dejas de lado el análisis y te vuelves un feliz descerebrado pegando botes, coreando los temas, y sintiendote de nuevo como aquel dia que tenias 14 años y veis por primera vez al grupo que sea que te estaba flipando en aquel momento, y te sientes sinceramente FELIZ...

Feliz, como un niño pequeño, pasándomelo como nunca. Eso es lo que te tiene que hacer sentir un concierto. Eso es lo que debe saber transmitir un músico. Porque si no, lo que está haciendo encima del escenario es falso, es una impostura, y no tiene ningún sentido. Y por eso me he dado cuenta que hacía mucho tiempo que no me sentía tan feliz, y durante el concierto de Supagroup en el Azkena, lo fui. Y a continuación, los Wolfmother consiguieron que no se me quitara esa sonrisa de la cara, y que gritase como un energúmeno durante cada tema. Y solo por eso mereció la pena el festival. Y necesito más....

Espero seguir sintiendo eso mismo año tras año, concierto tras concierto. Cierto es que estos dos grupos jóvenes me dieron esperanzas, me hicieron pensar en que todavia hay gente que hace música con alma y con pelotas, y que la música aún tiene futuro...

He dicho.

Escuchando: Bruce Springsteen - Eyes On The Prize (We Shall Overcome: The Seeger Sessions)

Etiquetas: ,

posted by Quique @ 9:54 a. m.   2 comments
 jueves, septiembre 07, 2006

Concierto: Los Enemigos-20 años de Ferpectamente-Sala Sol 5/09/06


Hace algún tiempo le decía a Quique que era una pena que ya no se pudiera ver a Los Enemigos en concierto. Y ahora van, y veinte años después del Ferpectamente se reunen de nuevo para hacer una alocada gira de celebración. Dentro de esta gira tres han sido los conciertos en Madrid. Dos días seguidos en la sala Moby Dick, y una el Martes 5 en El Sol. Sala que se llenó, se abarrotó más bien, para recibir a Josele, Artemio y Fino, tres tipos que no tienen nada de enemigos.
Cada uno de ellos asumió un rol en la entrañable actuación, y no me refiero a que uno toque la batería, otro el bajo y el tercero cante y toque la guitarra, sino a su complicidad con el público (Artemio), a su inconformidad con el sonido (Josele), a su esfuerzo por hacer de esa noche un homenaje inolvidable (Fino).
Los temas se fueron desgranando, mezclando los primeros acústicos propios con clásicos muy clásicos del Rock'n'Roll. Pero sin duda los temas más esperados, más coreados (aparte del cumpleaños feliz -cuanta originalidad- que los asistentes le dedicaron a la banda) fueron sus primeras creaciones con Josele cantando. Florinda, Donde, La Paella, y sobre todo Fuagrás.

Escuchando los temas del "Ferpectamente" junto a las versiones que hacían, que en teoria eran las que solían tocar en los conciertos de la época, te das cuenta de que el sonido de ese disco primerizo bebia directamente del sonido del Rock'N Roll y el soul de los 50's y 60's, porque menudas versiones que se marcaron, y con que clase: "Walking the Dog" de Rufus Thomas, "Rockin' Pneumonia nd the Boogie Woogie Flu" de Huey Smith, Chuck Berry y muchos clasicazos más, y si los mezclamos con esas fantásticas instrumentales que salpican aquel primer disco de los enemigos, que suenan a surf y psicodelia 60's, te trasladas directamente a otros tiempos, en los que la música se vivia de otra manera y los músicos daban importancia a sus raices. Snif, snif, ... creo que me estoy haciendo viejo....

Tras el bis, el momento de Artemio: por lo que ellos mismos dijeron, parece que Artemio, el bateria, nunca tocó en directo los dos únicos temas que canta con su voz tan característica y que suponen momento más entrañable del concierto. Gabrielle y Juan Valdés sonaron igual de divertidas que en el disco.

Pues que más decir, emotivo, impresionante, divertido y con pena por saber que no podremos volver a verles más (a menos que hagan una gira del 20 aniversario de cada uno de sus discos!!)



¡¡Hasta siempre, Enemigos!!

Etiquetas:

posted by josletal @ 12:34 p. m.   0 comments

Hoy Jueves 7 de Septiembre

¡¡¡Hola Muchachos!!!
Hoy en A Mestizarse!!! vamos a empezar la emisión con la segunda parte de nuestro Especial Los Enemigos, donde además de seguir repasando su fecunda discología, comentaremos el concierto que la banda dio en la sala El Sol el martes 5. Se despiden pues los Enemigos de Madrid, pero no de nuestro programa donde seguirán sonando habitualmente.
¿Y en la segunda parte? Pues el mismo batiburrillo de ritmos y melodías mestizas, fusionantes, festivas y molonas que caracteriza A Mestizarse!!!
No os lo perdais por nada del mundo, y si lo haceis, recordad que la repatición es mañana de dos a tres de la tarde. En www.radiocarcoma.com, o aquí, www.amestizarse.com
Y después, La Ducha Fría, donde la buena música se mezcla con información y profesionalidad. Si es que lo tienen todo!
Hasta Luego

Etiquetas:

posted by josletal @ 11:43 a. m.   1 comments

Daleclick - Templates


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.